César Monroy Cesar Augusto Monroy Bocanegra


Perfil profesional

         Reconocido estudioso e investigador de la lúdica y la danza, coreógrafo, realizador audiovisual, productor artístico y gestor cultural.

        Fue director del Área de danza del Centro de Investigaciones de Cultura Popular, ICBA, en la ciudad de Tunja. Laboró como Gerente del área de Danza del Instituto de Cultura y Turismo de la Alcaldía Mayor de Bogotá, creando eventos de gran formato como: "Ballet al Parque", "El Tango se toma a Bogotá", "Danza Mayor", "Recreo, los Niños quieren Bailar", "A Bailar con Salsa", "Danza en Espacios Insólitos", "La Esquina del Movimiento", "Asaltos Bailables" entre otros.

      Actualmente, es el Presidente Fundador de la Industria Creativa y Cultural Los Danzantes, entidad con la que ha sido creador de la Red Internacional Danza en Pareja, y fundador de festivales internacionales como la "Muestra Latinoamericana de Baile Folclórico por Pareja", el "Foro Expertos en Danza", la "Cumbre Latinoamericana Maestros de Danza Folclórica", "Estilos, Danza en Pareja", "Los Niños de Colombia Bailan", "Niños y Adolescentes de América Bailan" y "Los + Pequeños Bailan".

      Se ha destacado como creador y realizador del programa DANZA Virtual, plataforma en las redes sociales como serie audiovisual que viaja a la memoria de toda la danza, con el propósito de construir un legado de Voces, Rostros y Pensamientos del arte danzado.

    Ha sido parte de equipos de investigadores sobre los diferentes aspectos de la danza, y tambien jurado, conferencista y tallerista de numerosos eventos tanto en su país como fuera de él.


Su vida desde la creación y la gestión            

     Nací en 1952 en el hermoso municipio de Armero, departamento del Tolima - Colombia, siendo el tercer hijo de una familia numerosa, lo que facilitaba el juego y la representación escénica en intentos circenses y actividades artísticas, que alternaba con mis primeras experiencias dancísticas para la escena escolar con frecuentes presentaciones durante todo mi proceso de educación básica y media. En mi adolescencia sufrí la pérdida de mi padre, situación que obligó a la familia a trasladarnos a la ciudad de Bogotá, encontrándome con la frustración de no poder cursar estudios superiores de danza pues no existían tales programas académicos en aquella época. Fue entonces que tuve la oportunidad de formarme en danza con la guía de los maestros Guillermo Abadía Morales y Jacinto Jaramillo y de modo muy especial, con las enseñanzas de los maestros mayores, es decir, de los campesinos danzantes de la Colombia profunda. A mis 22 años ya tenía dos hijos y esto me obligó a trabajar como profesor de danza en cuanto sitio me ofreciera la oportunidad; enseñé en colegios, academias, empresas y hasta en cultivos de flores. Lo que más recuerdo es que salía de mi casa muy temprano en la mañana y regresaba tarde en la noche agotado de bailar, bailar y bailar. Estas experiencias vividas hacen que mi visión de la cultura sea polisémica y atraviesa la vida humana al tiempo que la resignifica, movilizando acciones que transforman proyecciones de orden comunitario, en donde se articulan fuerzas, redes familiares, redes sociales, redes de pares, o redes sectoriales que entretejen objetivos comunes.

   
    A la luz del trasegar de mi vida, la actividad artística y la gestión cultural hacen presencia como motores de posibilidades, de oportunidades, de luchas compartidas, de intereses comunes, de estar alerta para identificar en mí y en otros, posibles vías que movilicen cuerpos danzados, a partir del encuentro cultural polisémico, en festivales, foros, conversaciones, espectáculos, pero en particular en la acción de convergencia entre la  circulación, la formación, la investigación y la apropiación con sentidos colectivos. La gestión cultural en el campo de la danza, por tanto, la siento y la vivo en función de retos, que generen espacios de alta transcendencia, con el convencimiento de que hacer comunidad se logra bajo la cuidadosa y frágil complicidad de la confianza en ideales y sueños compartidos.
 

    Es relevante para mi compromiso artístico con la danza, identificar agentes que dialoguen desde marcos de operaciones sociales, artísticas y culturales, hacia la gestión de impactos de largo aliento en la configuración de proyectos de vida que puedan hacer que coexistan perspectivas variadas, vistas como creaciones, investigaciones y acciones que se traducen en esta multiplicidad de categorías, pues me han permitido generar de manera ininterrumpida reflexiones y proyectos con modelos de organización y de gestión para los integrantes del sector de la danza, estableciendo varias dimensiones posibles, que han incidido como elemento de unión en los procesos de agremiación sectorial.
 

    Mi trabajo en la creación de contenidos, diseño, producción y circulación a través de mediaciones eventuales presenciales o virtuales, apuestan por la libertad para la creación y la reinvención más allá de la repetición de formas preestablecidas que integren lenguajes que reconozcan y/o visibilicen formas de vida, saberes locales y expresiones culturales danzadas, y exploran la fuerza de las voces, las imágenes y los sonidos que narran historias, generan sensaciones, configuran territorios y tejen memoria colectiva, bajo el principio del respeto por la diversidad cultural, para la creación, distribución y consumo del arte danzado en múltiples ámbitos. 
 

   Los hitos de su historia  

    En los años 80´s la música y la danza campesina de la región del nororiente andino colombiano me permitieron conocer e interpretar los modos de bailar torbellinos, rumbas y merengues campesinos, conjugados con retahílas, trabalenguas, adivinanzas y rondas infantiles, originadas en el altiplano cundiboyacense/santandereano, manifestaciones culturales fuente de inspiración y estudio que me motivaron a fundar en 1980 el grupo Los Danzantes Danza-Teatro; Este elenco familiar estaba conformado por Mery Cardona, Mónica Monroy, Gloria Zárate, Mario Monroy, Natalia Zárate (QEPD), Ricardo Monroy (QEPD), Marcela Monroy, John Henry Gerena, Juan Carlos Meneses (QEPD)  y Daniela Rodríguez. También contaba con la participación de músicos y bailarines campesinos como invitados portadores de tradición: Eduardo Gómez, Fredy Achury, "Diablo" Gómez, Luis Orozco, Ismaelina Pinilla (QEPD), Zacarías Maldonado (QEPD), María Elena de Ballesteros (QEPD) y Pablo Ballesteros (QEPD). Fueron años de investigación y experimentación sobre un pensamiento nuevo de creación coreográfica, donde la tradición y la modernidad pudiesen dialogar como arte escénico de raíz folclórica. Mis frecuentes recorridos por la región del nororiente andino me permitieron llevar a escena obras danzadas como “Viaje de torbellino” y “Juegos de mi pueblo” (1986), “Gallada” (1988), “SanTanás” (1989), “Deseus” (1994) y “Ensayos” (1997). Estas obras constituyeron para la época un valioso aporte sobre la comprensión de la puesta en escena del baile tradicional, por la constante búsqueda de un hilo dramático que permitiera abordar nuevas narrativas, contando historias sin perder la esencia de lo que se es como cultura, superando la simple imitación de pasos y figuras de la danza folclórica para trasladarlas al campo de la creación, con el propósito de hacer arte danzado con el rigor de las leyes técnicas de la escena como ágora mágica, en donde todo es posible.

   
    En el año 2000 propuse repensar la propósito de mi grupo Los Danzantes Danza-Teatro, y transformarlo en una Industria Creativa y Cultural, pues quería una productora de eventos de carácter privado que propiciara espacios de trabajo en red, con la que he podido producir, investigar y difundir la danza en todos sus géneros, y con el tiempo nos hemos posicionado como una plataforma que dinamiza la circulación de productos artísticos y culturales para el quehacer dancístico de un mundo pluricultural. Esta nueva visión empresarial me permitió dar origen a proyectos dancísticos de influencia local, nacional e internacional, siendo pioneros de eventos escénicos y académicos de largo aliento, con la producción y realización hasta la fecha de 98 Festivales de danza en pareja donde se ha logrado la participación de más de 1.890 bailarines; 35 Foros de expertos en Danza que llevan más de treinta años continuos de realización; 6 Récords de Danza realizados entre 2003 al 2017; y 518 producciones audiovisuales en el canal de YouTube de los Danzantes ICC, que tiene más de 8.500 seguidores. Todos estos eventos han sido lugar de encuentro de grupos y compañías de diferentes géneros, modalidades y estilos de danza.
 

    Es así como la gestión artística y cultural, a mi manera de ver, se instala en mis venas como promotor cultural, y a través de Los Danzantes Industria Creativa y Cultural, he consolidado una empresa como entidad especializada en la organización de espectáculos y eventos académicos de danza, cuyo principal objetivo es dinamizar la circulación de productos artísticos y académicos, como plataforma para el quehacer dancístico de un mundo pluricultural.
 

    En 1990 con Los Danzantes Danza-Teatro organicé el 1er Foro–Espectáculo sobre Danza Popular, como un espacio democrático y participativo, pionero en Colombia y Latinoamérica, motivado por la necesidad de formación a formadores de la danza en reciprocidad con portadores de tradición. Este evento se constituyó en espacio de intercambio entre hacedores del baile, donde se hicieron extensas e intensas jornadas de diálogos y experiencias profundas. Estas tres etapas de Foro-Taller, Foro-Laboratorio y Foro-Virtual, evidencian el importante El Foro ha sido un continuado proceso de tres fases, la primera como Foro-Taller por más de veintitrés años consecutivos entre 1990 y 2013; el segundo ciclo inicia a partir de 2014 cuando se le dio un giro metodológico aún más reflexivo y participativo denominándolo Foro-Laboratorio, concepto en donde el maestro cumple la función de orientador, planteando una hipótesis con el propósito de escudriñar con sus pares experimentaciones y exploraciones en la búsqueda conjunta de nuevos saberes; y finalmente, en el 2017 con motivo de la celebración de las 30 versiones se inicia la tercera fase en donde se transforma en Foro-Virtual de Expertos en Danza, cuyo resultado se cristaliza como producto audiovisual para redes sociales, con el propósito de construir memoria digital de rostros, voces y líneas de pensamiento de hombres y mujeres de la danza, bajo el principio del respeto por la diversidad cultural, para la creación, distribución y consumo del arte danzado en múltiples ámbitos virtuales.
 

    El impacto que ha producido a lo largo de sus más de 3 décadas de realización continua, dando cabida a un número significativo de formadores, directores, coreógrafos y bailarines de la danza folclórica para debatir, dialogar y reflexionar sobre la experiencia de sabedores locales y profesionales de la formación artística académica, lo que ha permitido pensar la puesta en escena como arte danzado sumando posturas más críticas, propositivas y de liderazgo, convirtiéndose en un espacio de formación único y valorado por ser un campo para la tolerancia, el disfrute, el análisis y el aporte para la vigencia de la danza folclórica.
 

    Desde el ámbito de lo público, en 1995 fui nombrado como el primer Gerente del Área de Danza del Instituto Distrital de Cultura y Turismo de la Alcaldía Mayor de Bogotá (1995-2003), forjé diálogos con base en agenciamientos propios de las acciones del estado bajo marcos de políticas públicas que acojan perspectivas de orden sectorial en el campo de la danza, hacia el logro de sumar esfuerzos entre aliados estratégicos, cuyo horizonte de sentido se instaló no sólo en garantizar las condiciones de una práctica artística de calidad, sino en hacer visible los múltiples roles implicados en el fortalecimiento del mismo. Enfrenté el reto de desarrollar una gestión que impulsara la inclusión de “toda” la danza, en ese entonces ciertas prácticas dancísticas populares (la salsa, el tango, el baile urbano, etc.) propias de barrios o sectores marginales no tenían cabida en los escenarios de la ciudad, se les consideraba entretenimiento y no arte danzado. Propicié entonces procesos para la construcción de un sector de danza rompiendo la relación asistencialista y coyuntural mantenida hasta entonces con respecto al Estado, con la finalidad que los recursos públicos asignados a la danza beneficiaran las necesidades de todos y no a intereses particulares, permitiendo que la ciudad se llenara de conversatorios, temporadas, certámenes y festivales, lo que posibilito establecer una cartelera permanente de eventos de “toda la danza” integrados por los distintos géneros dancísticos radicados en la ciudad de Bogotá, la danza se tomó los espacios abiertos, cerrados, alternativos y hasta los lugares insólitos de la ciudad, despertando un gran interés de asistencia masiva de público.
 

    En el transcurso de esta gestión la ciudad se llenó de conversatorios, temporadas, certámenes y festivales lo que permitió establecer una cartelera permanente, con eventos como: Ballet al Parque; El tango se toma a Bogotá; A Bailar con Salsa; Festivales de Break Dance y Pop Dance; Recreo, los Niños quieren Bailar; Danza Mayor; Fragmentos de Danza contemporánea; Danza en Espacios Insólitos; La Esquina del Movimiento; Asaltos Bailables; y Tirando Paso; los cuales se realizaron en los grandes teatros, calles, parques, parada de buses, semáforos, cementerios, centros comerciales, lo que propició la participación de los habitantes como público activo, generando reflexiones en torno a los nuevos retos artísticos de la danza, logrando tanto aplausos como críticas, y despertando el interés en el tema de bailar, allí se consolidó el derecho ganado de estos artistas a bailar en los mejores escenarios de la ciudad. Durante estos años el sector se volvió más analítico y propositivo en sus producciones dancísticas para el disfrute de una audiencia nueva y diversa.
 

    Los nueve años de mi gestión como gerente de esta área sentaron bases de lo que es hoy el sector de la danza en Bogotá, instalando nuevos desafíos que acentuaron las miradas colaborativas de pensarse los espacios de ciudad todavía por conquistar, en virtud de nuevas estrategias de dinamización de las prácticas danzarias, donde la diversidad de géneros reavivaran la memoria consciente de la tradición y la modernidad, coexistiendo para abrirse a responder por las identidades locales y nacionales, en la capital de un país como Colombia.
 

      Inspirados en el formato de Festivales de Baile en Pareja ideado por el maestro antioqueño Alberto Londoño, en el año 2000, fundo junto con Mario Monroy la Red Internacional Danza en Pareja, consolidado la visión de un proceso de asociatividad, dando lugar a nuevas formas de mediación, reconociendo la diversidad cultural, además de expandir la oferta artística para la apreciación de productos dancísticos en múltiples públicos y lugares. Rompiendo paradigmas por ser un formato pionero, permitiendo la creación de nuevas partituras coreográficas pensadas y diseñadas para sólo dos intérpretes, en donde cada uno desempeña un rol autónomo e individual y simultáneamente transita por intereses comunes como pareja de baile.
 

     Con el propósito de agrupar en una gran Red todos nuestros eventos, en donde cada festival sigue un propósito particular y característico: La Muestra Latinoamericana de Baile Folclórico por Pareja (1993), es el evento pionero en esta modalidad, gira en torno a las características de la danza folclórica Latinoamericana creando espacios para la reflexión teórica, la práctica dancística y la muestra artística. El Festival Los Niños y Adolescentes de América Bailan en Pareja (2000), ha tenido como objetivo romper con la imitación del baile adulto, buscando instalar un estilo y una poética dancística que identifique a niños y adolescentes como artistas. El Festival Los Niños de Colombia Bailan en Pareja (2001), recrea la danza folclórica colombiana transformándola en un hermoso y divertido espectáculo que viaja por el maravilloso mundo de la danza infantil. La Cumbre Latinoamericana Maestros de Danza Folclórica en Pareja (2004), es un espacio para que reconocidos maestros, directores de importantes compañías de danza folclórica de países hermanos, lleven a escena la riqueza de nuestra cultura Latinoamericana, y El Festival Internacional Estilos Danza en Pareja (2004), es un cartel abierto a diferentes géneros dancísticos que permite el intercambio continuo y dinámico de diversos estilos en un mismo espacio escénico.
 

    El formato propició en sus inicios una lluvia de críticas sobre la supuesta intención de pretender acabar con la modalidad de danza en grupo, pero se evidencio con el tiempo que este formato fortalecía la calidad el trabajo colectivo. Dinamizando un gran movimiento de festivales similares atraídos por las ventajas de bailar con solo dos intérpretes en escena. He aportado mi contribución al impulso y la consolidación del formato de Festivales de danza en pareja, en cuanto a la producción de eventos que irrumpieron en los formatos habituales, realizando ajustes hacia propuestas ya no de colectivos, sino de creaciones escénicas de bailes para dos intérpretes, constituyéndose en ruptura de paradigmas de la escena, y son hoy en día, referente para escenarios de circulación de la práctica danzaria, puesto que es un diseño propicio para la creación de nuevas partituras coreográficas pensadas y diseñadas para sólo dos bailarines.
 

    Esta apuesta por los festivales de danza en pareja me permitió trascender nuestras fronteras geográficas, no sólo circulando espectáculos en esta modalidad, sino además, estableciendo sinergias con gestores culturales de varios países quienes apropiaron este modelo y con quienes se conformó la Red Internacional de Danza en Pareja de los festivales de Los Danzantes Industria Creativa y Cultural que lleva más de 25 años tendiendo puentes culturales y siendo semilla para que nuevas redes y alianzas organizacionales se gesten en el territorio latinoamericano.
 

    En 2017, época en que no era tan común difundir en las redes sociales los productos artísticos, ni publicitar las actividades de las escuelas o compañías de danza, instalo en este mundo de nuevas tecnologías un proyecto denominado DANZA virtual, con el propósito de construir memoria audiovisual de voces, rostros y pensamientos de las comunidades dancísticas actuales, con tres ejes temáticos: uno de ellos “Intérpretes de la Danza” (410 Capítulos) recoge una amplia memoria de propuestas coreográficas con énfasis en la danza folclórica; otro “Voces y Rostros de la Danza” (65 capítulos) son historias narradas por los protagonistas sobre su vida y obra, y el tercero “La Danza que Piensa” (43 capítulos) son videos para la reflexión y el debate que abordan diferentes temáticas de la danza.
 

    Este espacio audiovisual constituido como lugar de reflexión y compartir de saberes que apuntan al debate y a la construcción de conocimiento acerca de las distintas visiones de este mundo artístico, por lo que DANZA virtual como propuesta alternativa y flexible es puente de comunicación entre el sector de la danza y la sociedad en general, entretejiendo vínculos de comprensión y aumentando audiencias para el arte danzado. La alternativa disruptiva de las redes sociales para divulgar el quehacer de la danza ha convertido a DANZA virtual en un medio inspirador de importante proyección y visibilidad como enlace participativo para comunicar de manera atractiva historias sobre el oficio y el arte de bailar.
 

    Considero especialmente relevante otras experiencias ante el sector, ya que he consolidado eventos de gran formato reconocidos por ser generadores de propuestas innovadoras en el ámbito de la danza, especialmente por los siete récords realizados entre 2003 y 2017, como eventos que han sido lugar de encuentro de grupos y compañías de diferentes géneros de danza, donde la duración del espectáculo, el número de participantes en escena, y la producción artística han sido únicos y son referentes históricos de la danza en Bogotá, entre ellos están: 1) Récord Mundial de 50 Horas de Danza, realizado en el Coliseo Palacio de los Deportes, 31 de mayo al 2 de junio en la ciudad de Bogotá en el año 2003, con una duración de 50 horas, con la participación de 203 grupos de danza de todos los géneros, modalidades y categorías y 3.366 Bailarines; 2) Récord de 13 Horas de Baile de Salsa y Tango, realizado en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, el 24 de septiembre en Bogotá D.C. - 2006, con la participación de 11 grupos y 170 Bailarines; 3) Récord 14 Horas de Baile de Salsa y Tango, realizado en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, el 18 de junio en Bogotá D.C. - 2007 con 10 grupos, con la participación de 150 bailarines; 4) Récord 12 Horas de Danza Folclórica Colombiana en Pareja realizado en el Centro comercial Plaza de las Américas, el 22 de junio en Bogotá D.C. - 2008, con la participación de 34 grupos, 102 parejas y 190 bailarines; 5) Récord 24 horas de Danza Folclórica Colombiana en Pareja realizado en Funza Cundinamarca, el 22 de junio - 2016, con 32 grupos participantes, 200 parejas para un total de 384 bailarines; 6) Reto 25 horas - Toda la Danza, realizado en Funza Cundinamarca, el 5 y 6 de agosto - 2017, con 39 grupos participantes de diferentes géneros de danza y 312 Bailarines.


    Cada una de las iniciativas creativas que he propuesto, han sido escenarios reconocidos por los diferentes agentes de la expresión del arte danzado, para visibilizar los derechos artísticos y culturales, generando nuevas estrategias para dignificar el oficio de danzar, propiciando reflexiones y proyectos con modelos de gestión en lo referente a la producción artística, logística, técnica y organizativa con altos estándares de calidad.


   Mis acciones han hecho presencia en el entorno local, nacional y latinoamericano a través de festivales, foros, conversaciones, espectáculos, pero en particular en la acción de convergencia entre la circulación, la investigación, la formación y la apropiación para construir sentidos colectivos. La gestión cultural en el campo de la danza, por tanto, la he sentido y la he vivido en función de retos, que generen espacios de alta significación, trascendencia y consolidación de las bases de un sector artístico.
 

     A lo largo de los últimos cuarenta años de gestión en el sector de la danza, he logrado con Los Danzantes Industria Creativa y Cultural y sus eventos artísticos en Red, transformar imaginarios del campo dancístico, hacia marcos de credibilidad y resistencia, posicionando espacios de alto nivel profesional que respaldan la capacidad de agencia y la responsabilidad social y artística, a la luz de una institución de carácter privada en diálogo con lo público, que produce, investiga y difunde el arte del movimiento. Hoy en día se le reconoce a nuestra empresa capacidades de gestión que inciden en el campo de la danza a nivel nacional e internacional. Sin duda alguna con mi organización somos un referente que evidencia la factibilidad de conseguir un desarrollo profesional en el campo de la creación y circulación en danza, bajo un modelo de auto sostenibilidad, generando empleo e ideas innovadoras, en sinergia constante con grupos y compañías de diversos géneros y modalidades de danza que son el núcleo de nuestro quehacer cultural.
 

“César Monroy es un bailarín nato, desde sus cinco años ha pisado escenarios artísticos, inspirado en el folclor ha guiado miles de cuerpos y hoy, con más de 40 años de carrera, tiene la posibilidad de observar cómo el arte del movimiento se adecúa a cada tiempo, a cada espacio y a cada cultura, con la plena convicción de que la danza, como primigenia de todas las artes, permanecerá mientras la humanidad viva porque es una manifestación que está presente en su andar, su respiración y su corazón”.[1]

[1] Artículo de Yeimi Díaz Mogollón- https://idartes.gov.co/es/noticias/campesinos-artistas-hacen-bogota-una-ciudad-que-baila. Mayo 2 de 2020. Bogotá.


Investigaciones (parte de los equipos)

1996 Estudio sobre formación, producción, difusión y oferta de la danza en Santafe de Bogotá.

2018 Desarrollos e impactos de los centros de formación artística del Instituto Distrital de las Artes -IDARTES

2020 Modelos administrativos de las organizaciones de la danza en Colombia.


Premios y reconocimientos obtenidos

  • 1993 (Agosto) Condecoración "El Dorado de Guatavita" otorgado por la Corporación de Vecinos de Guatavita.
    2006 (Noviembre) Reconocimiento por su labor otorgado por el Encuentro Nacional del Torbellino - Tabio, Cundinamarca.
  • 2007. Distinción a una vida dedicada a la Danza entregada por Fundanza de Armenia (Q), . 
  • 2008. (Mayo) Distinción como Maestro destacado en Danza, otorgada por la Corporación Nacional de la Danza. Bogotá D.C.
  • 2008. (Mayo) Distinción al Gran Comendador en reconocimiento a la constante labor en el campo de la Danza, entregada por el Congreso de la República de Colombia. Bogotá D.C.
  • 2011. (Noviembre) Homenaje por su labor destacada en las artes, Alcaldía Municipal. Purificación –Tolima.
  • 2011. (Noviembre) Distinción del Festival Internacional  de la Cultura, Gobernación de Boyacá.
  • 2012. (Abril) Homenaje por vida y obra dedicada a la danza, Instituto Distrital de las Artes, Alcaldía Mayor de Bogotá.
  • 2012. (Noviembre) Reconocimiento por los 25 años del Foro- Taller de Expertos en Danza, otorgado por el sector nacional de la danza folclórica colombiana.
  • 2012. (Noviembre) Homenaje por su apoyo al Tango. Compañia TangoDanza.
  • 2012. (Octubre) Homenaje por su apoyo a la danza folclórica, Fundación Ballet Tierra Colombiana.
  • 2013. (Agosto) Exaltación a la labor artística, Asamblea Departamental del Tolima.
  • 2013. (Junio) Distinguida trayectoria en el arte y la danza, Universidad Ricardo Palma de Lima -Perú.
  • 2013. (Octubre) Fomento a la danza folclórica de los países Latinoamericanos, Concejo de Bogotá.
  • 2015.  Reconocimiento como fundador del Festival del Dorado en Guatavita y coreógrafo de colombiana.
  • 2015. (Septiembre) Distinción “Jaime Orosco” en la construcción de memoria de la danza tradicional, Instituto Distrital de las Artes de Bogotá.
    2016 (Octubre) Reconocimiento especial otorgado por el Concejo Municipal de Funza - Cundinamarca
    2019 (Septiembre) Reconocimiento otorgado por el Congreso Nacional, Cámara de Diputados del Paraguay.

  • Publicaciones
  • 1985. Literatura Oral Infantil, Lito Asesores Impresores.
  • 1987. Doña Meregiana y María la Mexicana, Revista A Contratiempo, Ed. Dimensión Educativa,
  • 1987. Encuentro con el juego, Revista A Contratiempo, Ed. Dimensión Educativa,
  • 1988. Factores del movimiento, Revista A Contratiempo, Ed. Dimensión Educativa
  • 1988. Adivinanzas de hoy, Revista A Contratiempo, Ed. Dimensión Educativa,

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Volver
JSN Boot template designed by JoomlaShine.com